El eje imaginario

El eje imaginario

10.00  IVA Inc.

SKU: 978-84-939539-6-6 Categorías: , Etiquetas: ,

ROSARIO TRONCOSO

Rosario Troncoso González (Cádiz, 1978). Licenciada en Humanidades (Universidad de Cádiz) y Máster en Periodismo (Universidad de Sevilla). Profesora de Enseñanza Secundaria y Bachillerato de Lengua Castellana y Literatura. Cuenta con los libros de poemas “Huir de los Domingos” (Sevilla, 2006), “Delirios y Mareas” (Publicaciones del Sur, 2008) y "Juguetes de Dios" (CVA Ediciones, 2009). Ha obtenido recientemente el Accésit en el XV Premio de Poesía del Ateneo de Sanlúcar de Barrameda. Poemas suyos aparecen en las siguientes antologías: “Autores docentes de la provincia de Cádiz en torno a la Generación del 27” (Consejería de Educación, Junta de Andalucía, 2007); "Estrofalario. VocesnuevasenCádiz" (Quorum Editores, 2009); "Veintiuno. Antología poética conmemorativa del I Encuentro Cultural Metropolitano en el Parque de LosToruños". (CVA Ediciones, marzo 2010); "Y para qué + poetas" (Eppur Ediciones, 2010). Coordinada por el Centro Andaluz de Las Letras de la Junta de Andalucía; “65 salvocheas” (Quórum Editores, Cádiz 2010). Agente cultural, organiza y coordina los tres Encuentros Culturales en el Parque Metropolitano de Los Toruños en el Puerto de Santa María (Cádiz), en 2009, 2010 y 2011. Modera mesas de debate y colabora en diferentes espacios desde 2008 con la Fundación Caballero Bonald en Jerez de la Frontera. Organiza la I Jornada Poética en Puerto Real en el verano de 2011. Imparte talleres literarios en el Centro Penitenciario Puerto III y Asociación Argónida. Realiza el guión del espectáculo multidisciplinar de danza aérea, contemporánea y flamenco “Soliloquio. La voz del mundo interior” estrenada en el Teatro Moderno de Chiclana el 7 de noviembre de 2009. Es autora de numerosos artículos literarios y periodísticos en publicaciones especializadas, así como la adaptación didáctica de “La Celestina” (Editorial AE, 2009).

Product Description

“El eje imaginario de Rosario parte del dolor, no del padecimiento del sufrimiento ante la imposibilidad de lo necesitado, sino del dolor de lo que brota para llegar incluso a transformar la tormenta en un designio propio de la providencia capaz de lavar con delicadeza el pecado innato del alma humana, como la semilla rasgada de Gibran que nos obsequió con la más temprana alegría. De esta manera no es de extrañar que aves de metal llegaron de lejos/, o que un día, cualquier día,/ a la hora en que se llenan las colmenas,/ sangraron edificios/. Porque detrás de estos designios abisales, la inocencia perdura, aunque el hombre, en su sentida y cegada obscenidad, sea capaz de mantener […] Trozos de un poema/ entre crispados dedos./ […] Y una cicatriz de beso arrancado/ de las mismas raíces/ a pesar del empeño, de quienes por despecho, se obsesionan en hablar en lenguas diferentes tan parecidas como reflejos ante un espejo” Víctor Alija Castro

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El eje imaginario”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies