Luz de Paz González

Comencé a escribir a los 8 o 9 años y desde entonces ha sido una parte de mí. Mi  primera publicación fue el relato Cuentos de un místico azteca en el I Certamen Literario del Seminario Mujer Latinoamericana-Mujer Andaluza publicado por el Ayuntamiento de Huelva en 1999.
Aparqué durante un tiempo la literatura para estudiar Arte Dramático y dedicarme a otra de mis grandes pasiones, la interpretación.
Pasaron casi 10 años hasta que volví a reencontrarme, esta vez, con la poesía. Desde entonces he publicado en diversas revistas y publicaciones literarias y di a luz a mi primer poemario Hacer de trizas, corazón con la Editorial Versátiles en 2016.

Pilar Rey Rodríguez

Pilar Rey Rodríguez nace a finales del 1993 en Madrid, con mucha creatividad pero vocación ninguna.
Se forma en Antropología Sociocultural, lo que le permite realizar una estancia en la Universidad Nacional Autónoma de México, país que ama. Ha autopublicado en 2018 dos libros, Manifiesto Vomitado y La Enciclopedia Del Dolor.
Actualmente reside en Suecia, dónde quiere continuar sus estudios de Antropología, mientras sigue escribiendo y formándose de manera autodidacta en ilustración y dibujo digital, con dos enfoques diferenciados: láminas de temas variados, e ilustraciones dirigidas al público infantil, al que quiere acercarse trabajando en cuentos aún inéditos. Sus ilustraciones, así como los libros autopublicados, están disponibles bajo el sobrenombre de Zozobra Ediciones.

Esther Gómez Rodríguez

Esther Gómez Rodríguez (Moguer, Huelva, 1992) es una enamorada de la educación y de la literatura, como demuestra el desarrollo de multitud de talleres de creación literaria en colegios, institutos y universidades. Ha participado en diversas antologías poéticas, como Alienígenas (Cangrejo Pistolero Ediciones, 2015) o Combinados poéticos (Editorial Niebla) y ha recibido diferentes premios, entre ellos el I Concurso de Microcuentos y el I Concurso de Sonetos de la Universidad de Huelva en 2015. La edición de su primer poemario, Blanco roto, se agotó casi al completo en su primera presentación.
Se define como maestra, juntaletras, apasionada y con  valores irrompibles; además de una persona en continuo aprendizaje.

Daniel Salguero Díaz

Daniel Salguero Díaz nació en Huelva en 1974. Entre su obra encontramos varios cuadernos de poesía (Negación del paraíso, Poemas a Aika Miura, Apuntes para un atardecer en Barzaj…) así como diversos poemas y relatos dispersos en revistas y antologías. A finales de los 90 formó con Enrique Zumalabe y Miguel Mejía la “tertulia de los sábados”, activa en la actualidad y referente de la poesía joven onubense. Entre 2004 y 2008, dirigió con Eduardo Fuentesal La Cinta de Moebius, revista poético-musical. En 2011 crea el proyecto Psiqueactiva, donde literatura, fotografía, pintura y artículos de opinión, comparten espacio. En 2007 recibió el premio Huelva Arte Joven por su trayectoria cultural y, en 2008, ganó el 2º premio de poesía MálagaCrea con su libro Las horas perdidas. En 2016 publicó con la editorial La Isla de Siltolá su poemario Libro de los regresos.

Carlos Permanyer

Nacido en Barcelona, actualmente vive a caballo entre Castelldefels y Santa Cruz de Tenerife. Es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona, habiendo publicado poemas y relatos en diferentes revistas. Desarrolla su labor como Director creativo en el ámbito de la comunicación, actividad en la que ha sido reconocido con múltiples premios nacionales e internacionales (Cannes, Nueva York, Londres, Buenos Aires, San Sebastián, Barcelona…). Autor del libro Oscuro panorama, ahora publica Memoria de las nubes, donde no es baladí que la primera cita sean estas palabras que Luis Cernuda escribió en Ocnos: “Entreví entonces la existencia de una realidad diferente de la percibida a diario”. Porque es justamente el encuentro con esa otra realidad lo que da pulso vital a cada poema. Por ello, Memoria de las nubes es la memoria de un descubrimiento. Un libro que tiene como sustrato temático esencial el deseo y el paso del tiempo. A través del amor y la muerte, y con un lenguaje lleno de referencias a la naturaleza, es la memoria de los días que se llenan de luces y sombras mientras anochece.
No es otra cosa, finalmente y también, que la búsqueda de una verdad poética como resistencia y salvación. Y, por supuesto, no es un libro autobiográfico. Como dijo Jaime Gil de Biedma, a nadie le ha sucedido un poema.